22/05/2022

Puerto Plata. Moradores en comunidades de esta provincia demandan la reparación de varios puentes, entre estos, uno con más de un siglo de construido y que están a punto de colapsar.

Los comunitarios muestran su preocupación por las condiciones deplorables que presentan esos viaductos, por lo que esperan la intervención urgente por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones. Entre los puentes afectados figura uno construido en hierro en la comunidad de Barrabás en el municipio de Imbert y que fue inaugurado el día 15 de agosto del año 1897, como parte de la vía por donde pasaba la línea del ferrocarril que conectaba a la provincia de Santiago con Puerto Plata.

La pasarela tiene 125 años de existencia y fue construida durante el gobierno del presidente Ulises Heureaux (Lilís), quien para erigir el mismo y otras obras solicitó un préstamo a la empresa holandesa Westendorp. En esa misma comunidad de Barrabás hay otro puente de concreto cuyos aproches se encuentran socavados por las riadas generadas por lluvias y comunica a Imbert con el paraje La Agüita en San Felipe de Puerto Plata..

En tanto que el puente badén de Los Ciruelos en Montellano, su estructura ha sido destruida por las constantes crecidas del río Camú. Los moradores de esas comunidades dicen que apenas existe un angosto trillo por donde peligrosamente se transita.

Mientras que en la carretera Ranchito de Los Vargas-El Higo, en el municipio de Luperón, existe otro puente badén que debido a las últimas crecidas de ríos y arroyos se encuentran en condiciones maltrechas. Federico Fernández, residente en la zona, dijo que llevan más de cinco años haciendo el reclamo del puente de Los Pilones que une a Luperón con la Isabela.

En Altamira, los moradores en Bajabonico Arriba, Bellaco y otras comunidades agropecuarias de esa zona, aún esperan la construcción de un puente que fue destruido por la crecida del río hace más de cuatro años.

Deja un comentario