PERAVIA:- Se entregó la noche de este martes el sargento mayor de la Policía Nacional Ricardo Encarnación, quien dio muerte a dos personas además de herir a otras el pasado 25 de diciembre, cuando compartía en un colmadón de la comunidad Boca Canasta, Baní, provincia Peravia.

El abogado del matador aseguró que su cliente no se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas en el citado negocio, sino que prestaba un servicio de seguridad a dicha instalación, que supuestamente es propiedad de un pariente suyo, cuando varias personas le cayeron encima para agredirlo, sacando este su arma de reglamento y hacer disparos a los presentes.

Indicó además que en más de 10 años de servicio en la jurisdicción, el agente, que se entregó en la Dirección Sur de la Policía Nacional, no había tenido ningún tipo de altercado.

En tanto, el director de la PN de dicha región señaló que estar satisfecho con la entrega de Encarnación, quien será puesto a disposición del Ministerio Público en el marco de su responsabilidad como institución. A su ves, manifestó sentirse triste por el lamentable hecho, destacando que es el Sargento es un oficial honorable.

Según versiones, el sargento mayor había tenido un altercado con un menor de edad, procediendo este a buscar familiares que le cayeron encima al oficial.

Según se ve en un video del centro de diversión, Encarnación logra sacar su arma de fuego y emprendió a tiros en contra del grupo de personas. Inmediatamente, algunos salen despavoridos del establecimiento y otros arrastrándose al ser impactados por las balas.

Las dos personas muertas han sido identificadas como Jeison Manuel Ramírez, 24 años y Walnis Aldis Peguero, 37, impactados por los disparos que habría hecho el agente policial y que al momento del hecho vestía de civil.

Deja un comentario