SAN FRANCISCO DE MACORÍS.- Familiares del joven Raylin Sanchez, encontrado muerto dentro de un vehículo la mañana del domingo en la urbanización Carmen Añil, de San Francisco de Macorís, reveló que el cadáver de la víctima presenta al menos 102 heridas por arma blanca.

José Pichardo explicó que tras la autopsia practicada al cuerpo sin vida de su pariente, se percataron de que se trató de un crimen atroz.

El pariente de Raylin pidió a las autoridades profundizar las circunstancias de este hecho, en virtud de que una sola persona no pudo haber cometido el crimen.

“A las autoridades que pisen fino y hagan lo que tengan que hacer. Este caso no va a ser uno más, esto se debe aclarar y resolver. Yo tengo una semana aquí y hasta que no se resuelva no me voy”, manifestó José.

Dijo que por el momento no se ha determinado el móvil del crimen, sin embargo, las autoridades policiales realizan las indagatorias correspondientes.

“A él lo traicionaron y lo mataron a puñaladas, cuatro o cinco, no uno solo y se va a averiguar”, expresó enfurecido.

Indicó que el vehículo en el que lo encontraron, la jeepeta marca Grand Cherokee de color azul marino, es propiedad de un hermano de la víctima.

Asegura que el crimen no ocurrió en el lugar que encontraron la jeepeta, más bien, la llevaron allí con la intención de incendiarlo.

Por su parte, los comunitarios calificaron a Raylin como un joven ejemplar y trabajar, creado con buenos principios.

Por la muerte a puñaladas del joven arrestaron un menor de 17 años que habría confesado el crimen, y otras personas, incluyendo otros menores de edad para fines de investigación.

Deja un comentario