Nepal.- “Treinta y uno (cadáveres) han sido trasladados a hospitales”. Otros 36 cuerpos han sido encontrados en el desfiladero donde se estrelló el avión.

El tragico suceso ocurrió cuando la aeronave trataba de aterrizar en Pokhara, una localidad turística en el centro de Nepal. “El avión se estrelló en un desfiladero por lo que es difícil traer los cuerpos. La búsqueda y rescate están en curso. Todavía no se ha encontrado a ningún sobreviviente”, declaró el portavoz del Ejército a medios locales.

El avión de dos motores ATR 72 operado por la compañía nepalí Yeti Airlines llevaba 68 pasajeros, incluidos 15 turistas extranjeros, y cuatro tripulantes. Los extranjeros eran cinco indios, cuatro rusos, dos surcoreanos, un irlandés, un australiano, un argentino y un francés.

Los rescatistas trabajaban en el lugar del siniestro cerca del Río Seti, casi a unos dos kilómetros del Aeropuerto Internacional de Pokhara. 

Según un funcionario local identificado como Gurudutta Dhakal, los servicios de rescate intentaban sofocar las llamas en el lugar del accidente para iniciar el rescate de los pasajeros.

El primer ministro, Pushpa Kamal Dahal, que acudió al lugar del accidente, dijo que el avión volaba desde la capital, Katmandú, a Pokhara, e instó al personal de seguridad y a la población general a que ayudaran en los esfuerzos de rescate.

Deja un comentario